Modernismo i Juan Ramón Jimenez (Joan Russinyol i Ernest Silvestre)

Publicado en por Classe de 1er

EL MODERNISMO

 

El Modernismo es un movimiento artístico que se inició hacia 1880 y se mantuvo vigente a lo largo de los primeros años del siglo XX, hasta la I Guerra Mundial (1914) aproximadamente. Según los distintos países, recibió diversas denominaciones: Art Nouveau (en Bélgica y Francia), Modern Style (en Inglaterra), Jugendstil (en Alemania), Liberty (en Italia), y Modernisme (en Cataluña).

Las primeras manifestaciones literarias tuvieron lugar en Hispanoamérica, a partir de 1880, fruto del deseo general por una renovación de la literatura. Los autores principales de ésa época fueron el poeta Rubén Darío y José Martí.

Encontramos una rebelión contra el espíritu utilitario de la época y el materialismo de la civilización burguesa e industrial, presenta caracteres narcisistas y aristocráticos. Para manifestar estos rasgos, los autores modernistas llevaron una vida bohemia y despreocupada. Eran habituales las tertulias en los cafés, las vestimentas informales, …

Desprecian la literatura anterior, el realismo. Critican su falta de sensibilidad artística, sólo les interesaba el reflejo de una realidad exterior poco cambiante y monótona, y también el lenguaje que utilizaban, descuidado y carente de interés.

 

-Temas de la literatura modernista:

 

El modernismo es un movimiento esteticista, les interesa la belleza ya que representa su único medio de huir de la realidad cotidiana y reflejar su desacuerdo con ella.

El arte y la literatura son considerados como mundos plenos, mientras que la realidad absoluta es presentada como una imperfección. Su misión es, por tanto, crear belleza y sentido impropios de la vida. Ésta búsqueda de la belleza se manifiesta sobre todo en las evocaciones históricas y legendarias: el mundo oriental, la mitología griega, la América anterior a Colón, etc. En estas evocaciones de tiempos pasados y exóticos abundan los motivos coloristas: ninfas y dioses, jardines, palacios y castillos, …todo un mundo de refinada belleza opuesto a la vulgaridad de la vida burguesa.

Otro tema importante del modernismo es, sin duda, la expresión de la intimidad personal, llamado también modernismo interior. Es de clara inspiración romántica: nostalgia y tristeza manifiestan su malestar existencial. A un estado de ánimo melancólico, según las teorías simbolistas, le corresponde una naturaleza que simbolice o sugiera el mismo sentimiento.

 

-El modernismo en España:

 

Por lo general, se puede decir que el modernismo español es más intimista que esteticista, de ahí que se hable de un modernismo interior, preocupado por sugerir los sentimientos personales del autor en vez de crear belleza externa del poema o la descripción de mundos refinados y exóticos. La poesía es introspectiva, y los paisajes bellos son sustituidos por paisajes tristes.

 

 

 

Juan Ramón Jiménez

Nació en Huelva en 1881. Desde muy joven estuvo interesado por la literatura, en 1900 fue a Madrid a luchar por el modernismo. La muerte de su padre le produjo una profunda crisis y le obligó a permanecer en sanatorios. En 1936 al estallar la guerra civil inició su exilio por países americanos. En el año 1956 obtuvo el premio Nobel de Literatura y en 1958 murió.

Dedicó toda su vida a la poesía. La búsqueda de la belleza mediante la poesía fue su única ocupación, vida y obra fueron para él una misma cosa. Para Juan Ramón, la poesía es un medio de conocimiento y de alcanzar la plenitud. Obsesionado por conseguir la perfección ordenaba y corregía continuamente sus versos.

Su obra poética no puede adscribirse a ningún movimiento concreto, recibió influencias modernistas y de las vanguardias. Siempre estuvo al margen de modas y escuelas fiel a su personal y original concepción de poesía.

Primero dividió sus obras en 4 etapas:

1.       Poesía sencilla e inocente.

2.       Poesía modernista.

3.       Etapa de depuración y de vuelta a la inocencia antigua.

4.       Etapa de la poesía desnuda, que se corresponde con una poesía más intelectualizada.

Más tarde, redujo su obra a tres fases:

·         Época sensitiva.

·         Época intelectual.

·         Época suficiente o verdadera.

La etapa sensitiva (18981915)

Predominan los sentimientos vagos, la melancolía, la música y el color desvaído, los recuerdos y ensueños amorosos. Se trata de una poesía emotiva y sentimental donde se trasluce la sensibilidad del poeta a través de una estructura formal perfecta. Pertenecen a esta etapa Rimas (1902), Arias tristes (1903), Jardines lejanos (1904), Elegías (1907).

La etapa intelectual (19161936)

Su primer viaje a América y el contacto con la poesía en inglés  marca profundamente esta segunda etapa (19161936), bautizada por él mismo como Época intelectual y que le vincula a la corriente literaria del Novecentismo. Se produce un hecho fundamental: el descubrimiento del mar como motivo trascendente. El mar simboliza la vida, la soledad, el gozo, el eterno tiempo presente. Se inicia asimismo una evolución espiritual que lo lleva a buscar la trascendencia. De esta época destacan Diario de un poeta recién casado (1916), Primera antología poética, (1917), Eternidades (1918), Piedra y cielo (1919), Poesía (191723) y Belleza (1917–23).

La etapa suficiente o verdadera (19371958)

Pertenece a la época suficiente o verdadera todo lo escrito durante su exilio americano. Juan Ramón continúa replegado en sí mismo en busca de la belleza y la perfección. Publica Animal de fondo (1949), Tercera antología poética (1957), En el otro costado (193642) y Dios deseado y deseante (194849). En Animal de fondo el poeta busca a Dios «sin descanso ni tedio». Pero ese dios no es una divinidad externa al poeta, sino que se halla en él y en su obra. Ese dios al que se refiere es causa y fin de la belleza.

 

COMENTARIO

El texto pertenece al libro Eternidades, de 1918. Es un poema característico de la "poesía desnuda" a la época que el mismo autor llamó intelectual. Como dijo él: "una poesía puede ser sencilla y complicada al mismo tiempo".

 

El poema hace una invocación a la inteligencia para que le permita nombrar o conocer la la realidad. Además, se une al deseo o la ambición de que su poesía permita a todos alcanzar su visión de las cosas y descubrir lo más auténtico y esencial de la realidad.

 

Desde el punto de vista métrico, el poema está constituido en 15 versos de distinta medida y sin rima. Sabemos que en esta etapa Juan Ramón abandona los ritmos marcados que había cultivado antes y prefiere el verso libre, sin rima. En este caso, predominan los versos heptasílabos y endecasílabos, aunque hay uno de cinco sílabas (el 4°) y dos de nueve (el 2° y el último).

Un detalle importante en este texto es que se repite la palabra "cosas" al final de cinco versos, y esto da la impresión de poema "rimado".

En cuanto a la estructura interna, se distinguen tres partes en el texto:

a) Una invocación inicial, que encierra ya el deseo con el que ha iniciado el poema.

b) Cuerpo del poema: Los versos 3-11 desarrollan el deseo de enriquecer a los demás.

c) El poema se cierra con una repetición un tano modificada de la inicial para reafirmar-la.

 

En cuanto al análisis:

• Comienza el poema con una frase exclamativa, para señalar la intensidad del deseo que anima al poeta. Con el verbo inicial, se dirige el autor a la inteligencia, para que esa le explique algo

• El cuerpo central del poema (versos 3-11) se compone de cuatro frases  encabezadas por el que.

A través de la palabra, el poeta descubre la realidad más profunda de las cosas, como vistas por primera vez. Es una afirmación del poder creador de la poesía, que nos permitiría ver la realidad con ojos nuevos.

Luego tenemos tres frases con estructuras paralelas es decir, paralelismo. En ellas sólo cambian los verbos:

"los que no las conocen",

"los que ya las olvidan",

"los mismos que las aman"

Con esos tres verbos, el poeta habla a diversas actitudes: la ignorancia, el olvido de lo que es la realidad profunda, y el amor al conocimiento pero no lo bastante lúcido.

• Los tres últimos versos repiten la invocación y súplica inicial, pero con una nueva insistencia. Ahora, un juego con los pronombres posesivos ("...tuyo, y suyo, y mío") recalca la idea de entender la realidad mediante la palabra, mediante "el nombre exacto". Es el deseo de que se produzca una total coincidencia entre lo que las cosas son y lo que sabemos de ellas. O lo que es lo mismo: el deseo de alcanzar la verdad absoluta.

 

El poema es un claro ejemplo de la "poesía intelectual", como denominación de la nueva etapa de Juan Ramón Jiménez. Es un estilo a la vez "sencillo"  y difícil. No obstante, esta poesía intelectual  está llena carga emotiva.

 

 

 

 

COMENTARIO:

Este poema fue escrito por Juan Ramón Jiménez y lo encontramos en el libro de Eternidades.

El tema de éste poema parece claro: el amor a una mujer, que primero le provocará sentimientos  amorosos, luego le hará enfadar, y finalmente, conseguirá enamorarlo de nuevo. Pero en los dos últimos versos nos deja bastante claro de quien se trata: no se refiere a ninguna mujer, sino a la poesía. Todo el poema presenta rasgos que nos confunden y provoca que lleguemos a pensar que se trata de una mujer este alguien que nos describe, hasta el final.

El poema nos podría llegar a transmitir sus pensamientos sobre los diferentes movimientos literarios surgidos anteriormente o simplemente a fases de su vida. Debido a eso, podemos distinguirle tres partes:

En la primera parte, con tan sólo tres versos, Jiménez nos transmite mucha información: cuenta que conoce a alguien especial, a alguien a quién ama como si fuese un niño, es decir, con toda su alma. Nos presenta a esta persona como alguien inocente, una persona natural  que quiere mostrarse tal cual es, y no pretende ponerse una máscara para esconder su realidad.

En la segunda parte, este alguien, se transforma, y todo aquello por lo que era querido se pierde. Nos cuenta que se va enmascarando, se va tapando y va ocultando su verdadera imagen, una imagen querida por el autor. A medida que va pasando el tiempo se va convirtiendo en algo más perverso, no deja de esconderse. Es en este momento en que el autor se refiere a una reina para comparar sus tesoros y joyas con el maquillaje de ésta.

En la tercera parte, el autor vuelve a sentir lo mismo que al principio. Éste alguien que conoce se va desvistiendo y desmaquillando; se va presentado tal y como es, igual que en el primer momento que la conoció. Y vuelve a amarla, vuelve a creer en ella. Hasta el momento que se desnuda por completo y se presenta desnuda por completo, sin ningún tipo de máscara o de vestido que pueda hacerla parecer diferente de lo que en realidad es, sin aparentar nada.

Los dos últimos versos descubren su verdadero amor: la poesía. Hace que volvamos a leer el poema para que nos demos cuenta que nos ha ido confundiendo y que de quien se trata en realidad no es de ninguna mujer, sino de lo que más quiere en este mundo.

Recursos literarios:

Toda la obra es una personificación ya que atribuye cualidades de un ser humano a la poesía. Encontramos una sinestesia en el segundo verso (vestida de inocencia), el tercer verso presenta una comparación, (amar como un niño). En los versos 7 y 8 encontramos una metáfora, compara a la poesía con una reina. Hay también, un pequeño hipérbaton  (inocencia antigua).

Comentar este post