Gongora (claudia lobete i julia sala)

Publicado en por Classe de 1er

La lírica barroca del siglo XVII:Góngora

El Barroco fue un movimiento cultural y artístico que nace a finales del siglo XVI. Representa una actitud muy compleja, que se expresa como un mundo en crisis y se manifiesta en una huida de la realidad inmediata y búsqueda de nuevos caminos y valores.

En España, a diferencia del resto de Europa, el Barroco no representa un rechazo del Renacimiento, sino una culminación. De hecho, en aquél se continuó usando los géneros y las formas poéticas del siglo XVI.

El Barroco valoró la complejidad en la expresión, que tenían como finalidad asombrar o maravillar al lector; es decir, con el Barroco, la literatura perdió la serenidad que caracterizaba al Renacimiento haciéndose artificiosa, ornamental y muy realista en unos casos o muy idealizada en otros.

En el ámbito social aumentan las diferencias entre los distintos estamentos sociales, los nobles se dedican a las armas o ha vivir de las rentas de sus tierras, la nobleza se basaba más en una cuestión de privilegios que de forma de vida.

Las continuas guerras, mala situación económica, las enfermedades… así no es de extrañar que el barroco tenga una visión negativa de la conducta humana.

El pesimismo y el desengaño se manifiestan por la obsesión y la brevedad de la vida y el paso del tiempo. Se manifiesta en la presencia de temas como la muerte, el sentimiento amoroso vivido de una forma desgarradora o la apariencia engañosa de las cosas.

Para expresar ese distanciamiento de la realidad se recurre a la exageración i a la decoración para ocultar o enmascarar la realidad esta distorsión de la realidad tiene que acentuar los contrastes: por un lado la deformación grotesca y por otro la idealización mediante los ojos del escritor.

Así el artista barroco busca la originalidad y la lengua se caracteriza por la complicación en la forma o en el contenido. Además la corriente popular incluye villancicos letrillas que comentan canciones de lírica castellana.

 

 

En la lírica culta sobresaltan dos corrientes: el Conceptismo y el Culteranismo.

Las dos corrientes constituyen el punto opuesto al equilibrio porqué lo que pretende es sorprender al lector, surgen como reacción contra el uso desgastado de los tópicos renacentistas y persiguen el mismo objetivo: conseguir la belleza y la sorpresa.

 

·        En el culteranismo (gongorismo): la forma es más importante que el contenido. Se utilizan numerosos latinismos , hipérbatos,perifresis,cultismos y se acumulan metáforas complicadas y artificiosas.

            El conceptismo:Se basa en las asociaciones ingeniosas de ideas.

Comentar este post