Thursday 2 april 4 02 /04 /Abr 20:30

EL TEATRO EN LA EDAD MEDIA

Las primeras obras medievales son de carácter religioso, representan los episodios más importantes de la vida de Jesucristo. Solían hacerse en los claustros de las iglesias.

Más adelante, alejándose del propósito didáctico-religioso, se introdujeron elementos cómicos y profanos realizándose en las plazas públicas, que en España fueron denominadas autos. Actualmente  se conservan 147 versos del Auto de los Reyes Magos, de finales del siglo XII.

No se tiene constancia de más piezas teatrales hasta el siglo XV.

Paralelamente, se supone la existencia de un teatro profano escolar (representados por alumnos de escuelas y universidades en latín), y los juegos de escarnio (pequeñas piezas burlescas que representaban los juglares).

A finales del siglo XV, aparecen las obras de Juan del Encina, considerado el padre del teatro castellano, sus obras son las primeras en presentar una acción escénica perfectamente estructurada.

Tiene quince piezas dramáticas que pueden dividirse en dos grupos:

·         Las de tema religioso o popular, continuadoras de la tradición medieval.

·         Las de tema amoroso y festivo: reflejan ambientes de la época.

Son piezas cortas, de un solo acto, escritas en verso y se representaban en el interior de los palacios.

 

LA CELESTINA

AUTOR:

El autor de La Celestina es Fernando de Rojas, nacido en Puebla de Montalbán (Toledo) hacia 1475, procedente de una familia de judíos conversos.

Hacia 1488 se trasladó a Salamanca, en cuya Universidad estudiaría latín, filosofía y otras materias necesarias para obtener el título de bachiller en leyes, tras, al menos, seis años de estudios de Derecho. Llegó a sus manos el primer acto de la obra sin firma de autor y decidió continuarla.

Los estudios críticos confirman lo dicho, el primer acto es de autor desconocido y los quince siguientes de la Comedia y los cinco añadidos de la Tragicomedia son de Fernando de Rojas.

Murió el año de 1541 sin hacer la menor alusión a su obra (que pronto se conoció como La Celestina). Se discute que su situación haya sido la que se suele esperar en un converso, es decir, la de alguien acosado por una sociedad cruel. Su testamento refleja el estado de un hombre respetado y dotado de un considerable patrimonio.

GÉNERO LITERARIO:

Es difícil clasificar La Celestina debido a su originalidad. Hay quien la considera una novela dialogada y otros la consideran una comedia humanística. Actualmente tiende a considerarse una obra esencialmente dramática ya que lo fundamental en ella es el diálogo.

El cambio de Comedia a Tragicomedia podría indicar una preocupación por situarse dentro de las convenciones del género teatral.

Los personajes son arquetipos (la alcahueta, el enamorado, la dama que lo rechaza…) que superan dicha categoría gracias a un análisis completo de su psicología. Todos se mueven por bajas pasiones (goce sexual, riqueza y poder) y tienen un sentido práctico de la vida: es corta y hay que sacarle el máximo provecho.

Uno de los rasgos que determina el realismo de la obra es la complejidad de los personajes y de sus relaciones.

En La Celestina se enfrentan dos mundos:

·         El de los señores (al que pertenecen Calisto y Melibea) que representa la nueva clase social enriquecida en el siglo XV.

·         El mundo bajo.

 

 

 

PERSONAJES:

-        Calisto: egoísta, inseguro, dominado por la pasión amorosa queda en manos de sus criados y de Celestina; la única guía de su conducta es la posesión de Melibea.

-        Melibea: más decidida y apasionada que Calisto, le inquietan las convenciones sociales propias de su clase, como la cuestión de la honra, que sus padres intentan asegurar.

-        Sempronio y Pármeno: los criados de Calisto, solo se mueven por su propio interés económico; la falta de afecto les hace ser falsos y desleales con su amo.

-        Celestina: es el personaje más interesante y todos los personajes giran a su alrededor. Es una vieja astuta, hechicera y alcahueta que interviene en asuntos amorosos buscando beneficio económico. Está orgullosa de su oficio que considera digno y honrado. Es astuta y hábil para halagar y engañar, su único objetivo es sacar provecho de cualquier situación. Es activa y vitalista a pesar de su vejez e invita al placer y al disfrute de la juventud de los demás. Domina muy bien a los que la rodean porque conoce muy bien la psicología humana y se ayuda de un brillante uso de la palabra y de su magia. Intermediaria entre los amores de Calisto y Melibea se convierte en el símbolo de la alcahueta cuya procedencia literaria es la Trotaconventos del Libro del Buen Amor.

 

SIGNIFICADO DE LA OBRA:

La obra aparece al final de la Edad Media y a principios del Renacimiento por lo que presenta elementos medievales y renacentistas.

Al estilo medieval parece clara la intención moralizante de mostrar los efectos destructivos de las pasiones y también es probable que criticara el amor cortés a través de Calisto.

Pero la importancia dada al amor y el individualismo de los personajes es más renacentista.

 

 

 CELESTINA. ACTO XXI

 

La obra Celestina, titulada  en 1499 como Comedia de Calisto y Melibea’ en las primeras ediciones. La obra, que podría haberse concebido como “Comedia” tuvo un desenlace muy distinto a manos de Fernando de Rojas, el autor final. Así que ya en las segundas ediciones aparece la obra como Tragicomedia de Calisto y Melibea’. Se sitúa en la transición entre la Edad Media y  el Renacimiento. Fernando de Rojas (1470-1541) fue un dramaturgo español que nació en la Puebla de Montalbán, Toledo. Esta obra es considerada una de las mejores obras de teatro de la historia y de la literatura española.

 

El tema de la obra es el lamento de la muerte de Pleberio hacia su hija Melibea.

En el acto XXI del primer párrafo, Pleberio piensa en su hija que acaba de  morir y lamenta que solo tuviera veinte años. Él, tiene sesenta y tendrá de pasar por mucha soledad. Recuerda los rubios cabellos de su hija, sus blancas canas y que ha pasado toda una vida acumulando riqueza para el bienestar de su amada hija; se ha dedicado a construir torres, cuidar las fincas…Todo para Melibea, y ahora se ha trucado todo. Ha pasado de tenerlo todo a no tener nada.

En el segundo párrafo, él creía que la vida tenía un orden establecido, ahora se le ha vuelto un laberinto de desgracias. Flor sin fruto, fuente sin agua, todo lo que esperaba, no se le ha cumplido. Para pasar por todo esto, él hubiera preferido haber muerto de joven y no tener una vejez tan triste.

En el tercer párrafo, el explica que tuvo a su hija a los 40 años, estuvo contento con su mujer y pensaba que aquella flor le daría fruto en su vejez y ahora el fruto se ha podrido. Confiaba que los hijos no se separaban de los padres por venganza, y se queja de que Dios no tiene misericordia.

También comenta la muerte de la alcahueta a manos de sus más fieles compañeros, muertos degollados. Calisto despeñado y su hija también. Pleberio había preferido no engendrar a su hija Melibea sino tenía que tenerla para sus últimos años de su vida.

Se queja, también de que su compañera y su hija marcharan antes que él y se quedara solo y penado en este valle de lágrimas.

 

Al principio del parágrafo del primer acto encontramos “verde hierba” que es un epíteto, interrogaciones retóricas de que no se puede dar respuesta. y luego “fuertes días”, una personificación.

 

 

 

 En el segundo parágrafo utiliza la metáfora “un laberinto de errores” queriendo decir que hay una gama amplia de errores, la personificación “desierto espantable”, la metonimia “río de lagrimas” refiriéndose a la caída desmesurada de lagrimas en una persona. También hay la antítesis “dulce ponzoña”,  y dos epítetos, “vana esperanza”, “falsa alegría” que forman una asíndeton para así dar la sensación de ser una enumeración incompleta.

 

A continuación encontramos la antítesis “prometes mucho, nada cumples”, la personificación “vanos prometimientos” , el hipérbaton “triste viejo” y “desconsolado viejo” para remarcar por sobre de todo que es triste y desconsolado.

 

En el  siguiente párrafo encontramos la antítesis “haces que feo amen y hermoso les parezca”, más interrogaciones retóricas “¿Quién te dio tanto poder?”, la paranomasia “amor fueses, fueses amarías a tus sirvientes, si los amases”. También hay la sinestesia “dulce nombre” y “amargos hechos”, un hipérbaton “que a todos igual no es” y la paradoja “alegra tu sonido; entristece tu trato”.

 

En esta parte de la obra el narrador es un narrador-protagonista o narrador en primera persona, por lo tanto el protagonista de esta parte de la obra es Pleberio. Hay una anatepsis cuando recuerda la muerte de Celestina, de sus fieles compañeros y la de Calisto y Melibea. El tiempo verbal es el pasado, el narrativo no avanza y el histórico es la Alta Edad Media.

 

Yo interpreto este final como un final moralizante que nos hace reflexionar. Creo, realmente está muy bien escrita y el uso de las figuras retóricas hace que la obra tenga más musicalidad y te guste más al leerla y además teniendo en cuenta la época en que está escrita, es una gran obra.

Por Classe de 1er
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso